19
Ene
10

Luiggi Gorrioni y la campana de Gauss

Las 4:00 am. Un guardia civil embutido en un mullido abrigo con la gorra calada hasta las orejas  me hace señales para que estacione en el arcén.

– Buenas noches.

– Buenas noches, agente.

– Le vamos a hacer un control de alcoholemia. Cuando pueda, sople hasta que la luz verde se encienda. – Sera posible. Tengo que estar a las 7.00 de la mañana en la manga. Pensé.

– Señor agente….

– Le he dicho que sople!

– Es que llego tarde. He quedado con…

– SOPLE!

– He quedado para menear la “sardinita” con Luiggi Gorrioni.

– ¿Cómo?!! Por qué  no lo ha dicho usted antes. Le abrimos paso hasta la Manga.

Tres horas más tarde le estaba estrechando la mano al bueno de Luis. El personaje con el que solo había cruzado algún mail y un par de llamadas se hacía hombre. El jiggin master se hacía carne.

 A pesar de su curriculum, da la impresión de que “Luisito” ha sabido abstraerse de los excesos mediáticos y telemáticos propios del star system de este país. Es una persona muy accesible que lleva con una naturalidad sorprendente, digna de elogio, el haberlo pescado todo, en casi todo el mundo. Pero por encima de cualquier cosa, sobresale su gran gerenosidad.  No se gurdada nada en la materia que nos ocupa, y siempre esta presto a compartir con un amigo cual es  el ultimo truquito, el color de moda o la accion mas efectista.   

 El día no acompaño. La actividad era casi nula y lo único que se digno a subir a nuestro barco fue un precioso gallo pedro, claro está, seducido por el baile hipnótico que el bueno de Luis le imprimía a un inchiku.  El que aquí suscribe, nada de nada. Bolo, bolo y de los buenos!.

 A estas alturas de la entrada os preguntareis que qué tiene que ver Luiggi con la campa de gauss. Pues bien, Gauss fue un estadista que se dedico a estudiar, por ejemplo, que porcentaje de individuos de la especie Dentex Dentex de cada peso había en una población de 100 ejemplares. Empezó con los dentones, siguió con los cardos borriqueros y acabo con  los limones (Espero que los doctos en la materia, y el propio Gauss, sepan perdonar esta trivialización de esta gran aportación a la estadística). Al volcar los datos en una grafica se dio cuenta de que todas tenían forma de campana.  ¿Qué pasaría con un limón de 40 Kg? Que se saldría de la grafica, por pesado y anormal. ¿Y con que un tío con rastas, montado en una semirrígida de color rosa, llamado Bimbó,  y procedente de la república dominicana, tocara la única sama, en un pecio lejos de todo, conocida ya de Luis?  Pues que Gauss se hubiese cortado las venas al ver que su grafiquita pasaba de ser una campana a algo totalmente diferente.

 Así fue, un chaval que respondía a esa descripción, probablemente el único en toda España, paso de valor errático a justiciero de una sama hembra de unos 10 kg, intuida y anunciada horas antes por Luis. Me cago en la estadística y en el Ron Barcelo!

 Con el principio de lo que podría ser una sarna encarnada, al día siguiente quede con Aritza e Iñigo. El día no estuvo nada mal, e incluso logre olvidarme de Bimbó. La jornada se zanjo con un Pargo y un falso abadejo para mí, este último devuelto al agua; otro para Aritza (puntúa al fin) y un doblete de serviolas peleonas para Iñigo. Mucho remo y pesca para todos.

Un fuerte abrazo

Gaspar

PD: Luis, gracias por tu atencion. Ya sabes, las proximas risas en Almeria.

Anuncios

11 Responses to “Luiggi Gorrioni y la campana de Gauss”


  1. 1 Ángel
    enero 19, 2010 en 9:27 am

    Ya me había contado Luisito la historia del blaky que se levantó la sama sin casi saber cómo, enésima demostración de aquello de que el pescado no conoce a nadie. Y qué risa…
    Al menos pudiste resarcirte al día siguiente, sobre el kayak no fallas…DDD

    Espero que le den continuidad a esos encuentros

    Un saludote

  2. enero 19, 2010 en 12:22 pm

    Qué bueno tío, qué bueno lo de la “campana de gauss”…jajaja. Pero es cierto, las estadísticas están para romperlas…, y en este caso nos tocó agachar la cabeza y felicitar al “novato” afortunado.

    Enhorabuena por la pescata del domingo, buen pargote si señor…,creo que voy a tener que embarcarme en un kayak, debe ser emocionate luchar con pescados en esas condiciones.

    En cuanto a lo demás, el placer fue mío, lástima que los pescados no acompañaran. En la siguiente no te vas sin tu pescadito, y si es en Almería la montamos seguro.

    Un abrazo

    PD: Y menos piropos que aquí el que escribe lo único que ha hecho es tener la suerte de llevar 4 añitos dándole al dingui dingui y probar todo aquello que se ha puesto a tiro….

  3. 3 fish
    enero 19, 2010 en 8:25 pm

    Hola Gaspar, a mi me jodieron el día de nochevieja. Multa al canto en mojacar playa, y es que en esas fechas están de un pesao. Aquí con los mossos no pasan esas cosas (bcn), todo queda más tranquilo…Lástima con lo de gorrioni, pero como siempre saca uno lo suyo dónde mejor se lo conoce, saludos.

  4. 4 Inuit
    enero 20, 2010 en 10:19 am

    Luiggi, no seas tan modesto. Tu has probado y pescado, y seguirás haciéndolo, pero con muy buen ojo y mucho tino. Que no fallas una, cabroncete!

    Angel, lo del niger no tiene nombre. No fallaron los nudos, no rompió la caña,….a eso le llamo yo empezar con suerte. Los planetas se alinearon en nuestra contra, que le vamos a hacer.

  5. enero 20, 2010 en 1:52 pm

    La estadística es la única ciencia que dice que si Luis coge al jigging 2 dentones y yo ninguno, uno de sus dentones lo he cogido yo.

  6. enero 20, 2010 en 5:54 pm

    Enhorabuena por los días que pasaste. Que alegría de capturas.
    Saludos.

  7. enero 20, 2010 en 7:00 pm

    Enhorabuena Gaspar, veo que seguid pasándolo bien.
    Por cierto, querría comentarte unas cosillas sino te importa. Mi email daiwa7ht@gmail.com
    Saludos.
    PD: No avises a Luiggy que no te deja ni uno vivo…..jejeje.
    MARTIN

  8. 8 Caballa
    enero 21, 2010 en 12:13 pm

    Siempre es un placer leer cualquiera de tus crónicas, siempre existen en ellas algo que te arranca una sonrisa… gracias por ello.

    Es una suerte poder compartir momentos de pesca con pescadores tan experimentados y efectivos en una técnica como la que nos gusta, el día que pasaste con Luigi me recordó el que pasé con Victor “Zurazu” en el Estrecho. Mientras él capturaba 4 pargos, yo… bolo total. Y es que cada técnica tiene su propio truco, y no es lo mismo mover el jig desde un kayak a 40, 60 u 80m de fondo que hacerlo desde una embarcación movida por el magón del Estrecho.

    Magníficas capturas con las que empiezas el año, yo en dos salidas puramente a jigging… dos bolos. Seguiremos insistiendo…

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

  9. 9 uxiolures
    enero 21, 2010 en 2:42 pm

    y se vieron las caras por fin… lástima que el día no acompañara con peces, pero estoy seguro que las risas no faltaron. Maldita estadística digo !! que se le va a hacer…
    Al menos conseguiste resarcirte al dia siguiente, guapos bichos.

    Un abrazo.

  10. enero 25, 2010 en 10:09 pm

    Interesantes reflexiones Gaspar……..un saludo a Aritza ….su captura me alegra.
    Estos encuentros que realizan con personas tan curtidas…….es Todo un privilegio.

    Saludos.

  11. 11 Jose Juan
    enero 26, 2010 en 9:34 am

    Tienes razón Gaspar, Luisito no falla, allá donde va toca escama. pero bueno, al día siguiente os resarcísteis bién.
    Yo, en tu lugar, para la próxima visita a Luis, me llevaría el kayak de remolque, seguro que te embarcas en él y ahí sí, seguro que la armas.
    Saludos
    Jose Juan


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: