23
Ago
09

Cerrado por vacaciones

 Por fin he dispuesto de unos días para descansar y poder estirar algo el fin de semana. Como no podía ser de otra forma, y a pesar de que las predicciones no estaban de mi lado, he salido a pescar tres días, dos de ellos con Iñigo, compañero fijo ya de fatigas, comedido e incombustible. Para él, este ha sido un fin de semana iniciático, iniciático en  varios aspectos. Por un lado, ha estrenado montura y, por otro, ha dado sus primeros pasos (más bien zancadas) en esto del jigging. El caso es que en los tres días ha habido escama, siendo el segundo, el primero para mi buen amigo, el día en el que la actividad ha sido mayor, saliéndose incluso de toda norma, ya que llegamos a tener unas 15 picadas; la actividad era frenética e Iñigo dio enseguida con el ritmo, paso que más tarde cogería yo para sumarme también a la diversión. Lo curioso del caso es que estas no eran certeras, y tras unos minutos de lucha, los animales lograban zafarse de nuestros anzuelos, instalándose así el desconcierto en la tropa. A Iñigo solo le terminaron de presentar sus respetos un espetón (Sphyraena sphyraena) y una hermosa serviola (Seriola durmerili), esta ultima de entre 4-5 Kg; a mí, solo subió a verme un hermoso dentón (Dentex Dentex) que, una vez junto al barco, totalmente derrotado, daba un cabezazo para zafarse del anzuelo.

 El último día, movidos por las previsiones, y por el éxito de la jornada anterior,  volvimos a la misma localización. La actividad no se acercaba ni por asomo a la del día precedente; ahora nos tocaba trabajar, trabajar y duro. El tipo de acción que  había mostrado propiedades hipnóticas la jornada anterior, ahora no funcionaba. Enfrascado en encontrar el ritmo forcé la primera picada, certera y nerviosa. Justo cuando me estaba echando encima de Iñigo, mientras este recogía el aparejo para dejarme paso, la vara de su caña se doblo convirtiéndose en un reflejo de la mía. Ahí estábamos los dos, peleando con dos preciosas serviolas (Seriola durmerrili),  las mismas que minutos después subirían a nuestros barcos.  La sonrisa que se había instalado en el gesto de mi amigo el día anterior, ahora pasaba a ser una carcajada, a la que lógicamente yo me sumaba. Dudo que haya mejor forma de cerrar un día de pesca. La mía dio 4.900 Kg en la báscula, no debiendo andar muy lejos la otra.

Imagen004

  Sobre mi salida en solitario, os puedo decir que la actividad era muy baja y que solo, gracias a un minucioso trabajo de sonda, logre dar con un banco de samas, una de las cuales tuvo a bien batirse conmigo. A pesar de que el animal no llegaba a los tres kilos, no pude devolverlo, ya que su estado era lamentable. El caso es que me valió para reconciliarme con mi padre, contrariado por la suelta del domingo. Ya se sabe: “No hay mal que por bien no venga”

Imagen031

 Tan a pecho me he tomado lo de las mini-vacaciones que, en este trance en el que me veo sumido, he olvidado la cámara de fotos, viéndome obligado a tirar de móvil. Os pido disculpas por la calidad  de la fotografia, y me enroco en eso de que “estamos cerrados por vacaciones”.

Anuncios

3 Responses to “Cerrado por vacaciones”


  1. 1 Caballa
    agosto 23, 2009 en 5:14 pm

    ¡Qué bonita forma de celebrar las vacaciones!

    Otros no hemos tenido tanta fortuna, pero a estas alturas ya no me está permitido quejarme, ¿Verdad Gaspar?

    Un abrazo, y bienvenido Iñigo a este mundo de locos pescadores desde kayak, una visión diferente de lo que acostumbras a ver ahí debajo…

    A vueltas con el gran pez hoy he vuelto al mismo lugar donde hace unos días estuve peleando con un gran mero durante 45 minutos sin éxito. A eso de las 7 de la mañana buena picada sin clavada, pero ya sé por donde se mueve…

    Arturo “Caballa”

  2. 2 Inuit
    agosto 24, 2009 en 9:37 am

    Arturo, hoy he vuelto a puntuar, una sama ha subido a mi barco. Despues de esta picada, he estado peleando con un morlaco 30 min hasta que he roto el trenzado. Con dos pelotas!Que jodido!

  3. 3 raspacejo
    agosto 24, 2009 en 11:06 pm

    Enhorabuena por las capturas Gaspar. Lo de la cámara es comprensible, cuando no la llevas siempre aparecen las sorpresas, pero bueno, lo importante son las sensaciones que tienes grabadas en tu cabeza y cuerpo.
    Un saludo compañero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: