22
Feb
09

Pesca sin muerte

“La pesca es una relación de dos, la falta de uno significa definitivamente el fin del juego” (Rogelio Durán).

Podría argumentar que lo que me ha llevado a hacer pesca sin muerte es la convicción de que de esta forma colaboro en la conservación del medio, de esta u otra especie, o que como dice Lee Wulff “Un buen pez es demasiado valioso para ser capturado una vez”; incluso cabría decir que el detonante ha sido la suma de todo esto, pero la realidad es que entre las cosas que me han empujado a hacerlo están el que no soy un amante del pescado en la mesa, que mi novia no llevaba bien el que lo trajese a casa y que no salgo bien en las fotos de trofeo. Como veis ninguna de las razones que me han movido es lo suficientemente elevada como para sermonear a nadie, ni convertirme en portaestandarte de esta disciplina. Que cada cual haga lo que quiera y pueda, eso sí sin salirse de la legalidad.   

He estado buscando información acerca de esta materia y casi todo lo que he encontrado se circunscribe a la pesca en agua dulce. Con estas líneas pretendo esbozar un resumen acerca de lo que he sacado en claro, poniéndolo en relación a la pesca en Kayak.

CEBOS

Parece ser que con el empleo de señuelos artificiales se reduce la mortalidad de los ejemplares capturados, ya que estos rara vez son tragados. Esto puede ser observado en las técnicas de curricán, spinning o jigging, pero difícilmente en la pesca a fondo. Si el cebo no es tragado, las heridas que sufrirá la captura serán entorno a la boca, y nunca internas, con lo que aumentaran las posibilidades de que sobreviva.

ANZUELOS

 De nuevo se trata de minorar los daños, y con este objeto debemos emplear anzuelos sin muerte o bien suprimírsela a aquellos que tengamos. También se recomienda el empleo de anzuelos circulares.  El empleo de anzuelos con muerte no solo provoca mayores lesiones a la hora de desanzuelar al pez, sino que además aumenta el tiempo que invertimos en esta operación, y con este el estrés al que sometemos al animal y la oxigenación del mismo, disminuyendo así las posibilidades de que este viva. Estudios realizados con truchas apuntan a que empleando anzuelos sin muerte se puede reducir la mortalidad aproximadamente a la mitad.

 Desde el punto de vista deportivo, el empleo de anzuelos sin muerte nos obligara a mantener siempre la tensión del hilo, lo que requiere pericia y experiencia.

 En cuanto al material con el que estos deben estar fabricados, tenemos que huir de los de acero inoxidable por razones obvias.

HILO

 Aquí hay que aumentar el grosor y la resistencia del mismo con el objeto de evitar roturas durante la pelea. Se trata de que nuestro adversario no hulla con un anzuelo a modo de piercing, y lo que es peor con unos cuantos metros de línea.

 EQUIPOS

El empleo de equipos ligeros aumenta el tiempo empleado en la captura y por lo tanto el estrés al que sometemos a la pieza.

SACADERAS

Emplearemos sacaderas, nunca bicheros, pinzas u otros utensilios.

SUELTA

 Hay que intentar no sacar el pez de agua para quitarle el anzuelo, y si lo hacemos deberemos manipularlo con las manos mojadas, para no dañar la capa de mucosa que lo recubre. Nunca lo suspenderemos del anzuelo para evitar producirle lesiones mayores. En nuestro caso, teniendo en cuenta que pescamos en un kayak y que nos separan del agua solo 20-30 cm, esto es relativamente fácil. Ocurre lo mismo con la suelta, ya que esta operación se realiza tirando del pez desde la cola, con este en el agua, para favorecer que el agua circule a través de las agallas del mismo.

p21432481

Suelta de una doblada

 
Suelta de un denton.

Suelta de un denton.

  Si se trata de peces de fondo, lo cual es fácil en disciplinas como el jigging, se abre un capítulo aparte. Una vez sintamos la picada y hayamos forzado la clavada, debemos comenzar a recuperar línea lentamente con el objeto de que facilitar que nuestra captura suelte aire y la vejiga natatoria no le estalle.

 

 

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: